top of page

Educación: ¿Celulares en las aulas?

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de permitir los celulares en las aulas escolares? ¿A qué edad se recomienda iniciar su uso? ¿Existen recomendaciones para controlar el orden?


Actualmente, el uso del teléfono celular es parte de la rutina diaria. Sin embargo, existe una gran disparidad de opiniones sobre su integración a las herramientas educativas para niños y adolescentes en educación básica. ¿Será esta idea conveniente o perjudicial para los alumnos?


En definitiva, su uso adecuado dentro de las aulas es un reto para el aprendizaje. Será necesario definir las reglas de uso constructivo y óptimo para cada etapa del desarrollo.



¿Cuáles son las ventajas de su uso en el salón de clase o ámbito escolar?


- Comunicación instantánea entre padres e hijos.

- Fomentan la interacción entre profesores y alumnos.

- Herramienta útil para emergencias de los estudiantes.

- Localización por GPS al mantener activa su ubicación.

- Acceso inmediato a información, calendario, trabajos o tareas.

- Estimula la exploración, solución de problemas y pensamiento crítico.

- Trabajar en equipo con ciertas aplicaciones educativas.

- Generar aprendizajes virtuales con mayor autonomía.

- Mayor conocimiento en avances tecnológicos.



¿Qué desventajas o riesgos podrían presentarse?


- Sin reglas de uso, sería un fuerte distractor de la atención en los alumnos.

- En temporada de exámenes, podría ser un medio para copiar respuestas o pasar notas.

- Los docentes consideran una falta de respeto, su uso mientras explican un tema.

- En casos de uso inadecuado, podría ser causa de cyberbullying, sexting, entre otros.

- El uso irresponsable de la cámara en ciertos contextos, se considera de alto riesgo.

- Provoca entre los alumnos la competencia por presión social, robos o daños a los equipos.

- Dificultad para controlar la actividad en línea o acecho de depredadores infantiles.

- Promueve el aislamiento social, baja autoestima y desconexión momentánea con la realidad.

- Desarrollo del phubbing, caracterizado por prestar más atención al celular que a las personas.

- Su uso continuo genera un alto grado de dependencia, adicción y altibajos emocionales.

- Posibles secuelas físicas como daños cervicales, cefaleas, mareos, estrés visual, sedentarismo, tendinitis, rigidez muscular o trastornos del sueño, por mencionar algunos ejemplos.



¿Cuáles serían las recomendaciones más importantes para implementar su uso en las aulas?


- Retrasar al máximo la edad de posesión de un teléfono celular propio.

- Una vez permitido, poner en modo silencioso y solo contestar llamadas de sus padres.

- Desactivar todas las notificaciones de aplicaciones, como redes sociales y juegos.

- Definir y respetar las reglas de la escuela o institución educativa.

- Evitar compartir datos o descargar documentos, imágenes y videos, sin consentimiento.

- Establecer horarios para limitar las distracciones o usos indebidos.

- Crear zonas libres de tecnología, con espacios para socializar y ejercitarse.

- Prohibir el uso de la cámara o internet, sin el permiso y la supervisión del profesor.

- Advertir a los alumnos sobre los peligros, así como la importancia del respeto y la privacidad.

- Motivar a la comunicación con dinámicas de integración y foros de opinión.

- Hacer un contrato simbólico sobre su uso responsable dentro de las instalaciones.



Los expertos recomiendan la edad de 16 años para comprar el primer teléfono celular. Cabe mencionar que hoy en día, es común que los niños desde edades tempranas inicien su interacción con diferentes tecnologías. Por ello, es muy importante educar sobre las reglas, los riesgos y limitar horarios de uso para evitar consecuencias negativas.


Si bien cada caso es diferente, se recomienda a las familias mantener la guía y la supervisión constante. Así como evitar el uso de la tecnología con niños menores a los 2 años. Para mayores informes, enviar consulta vía inbox.



Comentários


bottom of page