Insomnio: ¿Sueño en huelga?

Uno de los trastornos del sueño más común, es el insomnio. Se caracteriza por la dificultad de conciliar el sueño, permanecer dormido durante la noche o descansar por un lapso de tiempo saludable. Puede presentarse de forma frecuente o esporádica, afectando tanto la calidad y la cantidad de un sueño reparador, así como la estabilidad emocional y la capacidad de cumplir con algunas responsabilidades.


Las causas principales se asocian a los hábitos inadecuados de sueño, uso de medicamentos, suplementos o sustancias estimulantes a la hora de dormir, diversas cuestiones de salud física o mental, sedentarismo, pendientes en el área laboral o social, entre otras.


Un buen descanso es esencial para la salud, el rendimiento óptimo y la recuperación de energía para la vida diaria. El tratamiento terapéutico consiste en mejorar los hábitos del sueño, identificar las causas subyacentes para modificar los patrones necesarios y realizar un análisis conductual de forma personalizada. También se puede recetar medicamentos para dormir, pero se recomienda comenzar con tratamientos médicos naturales que suelen ser efectivos, para evitar los posibles efectos químicos secundarios.



¿Qué recomendaciones pueden ayudar a mejorar los hábitos de descanso?

1. Levantarse diariamente a la misma hora. 2. Alimentarse saludablemente, desayunar bien y cenar ligero. 3. Tomar líquidos naturales durante el día. 4. Evitar la cafeína desde 6 horas antes de dormir. 5. Posponer las siestas en la tarde o las desveladas frecuentes. 6. Hacer ejercicio físico regularmente para minimizar el estrés o la ansiedad. 7. Crear un ritual para dormir: Un baño, leer o escuchar música para relajarse. 8. Elegir un ambiente agradable, cómodo, fresco y silencioso. 9. Aprender a asociar la cama solamente con el sueño, el sexo o el descanso. 10. Realizar meditaciones al terminar el día laboral, como relajación física y mental.

11. Evitar utilizar el celular o computadora justo antes de dormir.

12. Reducir el tiempo de estancia recreativa en la habitación.


Si las molestias persisten, es necesario buscar apoyo terapéutico con un profesional de la salud. Para mayor información, enviar consultas vía inbox.