Neurociencia: Narcolepsia y sus ataques de sueño

¿Qué es la narcolepsia? ¿Cuáles son sus síntomas y causas posibles? ¿Existe un tratamiento para el diagnóstico de estos casos?


La narcolepsia es un trastorno neurológico que se define por continuos y fuertes ataques de sueño involuntarios. Se caracteriza por la presencia de episodios de somnolencia extrema e irresistible durante el día. Esta perturbación del sistema nervioso puede causar parálisis o debilidad muscular.


Su causa exacta aún es desconocida, pero su aparición puede ser transmisible de forma hereditaria, ya que científicamente se han encontrado ciertos genes ligados a este trastorno. Los síntomas generalmente inician alrededor de los 15 - 30 años.



¿Cuáles son los síntomas más comunes de la narcolepsia?


1- Somnolencia diurna excesiva: El sueño durante el día está siempre presente, a pesar de dormir correctamente por las noches. Usualmente es el síntoma más prominente.


2- Períodos de somnolencia extrema: Se presentan cada 3 o 4 horas durante el día. Cada fuerte impulso de dormir, con frecuencia va seguido de una siesta corta (ataque de sueño).


3- Duración máxima de episodios: Aproximadamente 15 minutos cada uno, aunque pueden ser más cortos o largos dependiendo de cada paciente. Suceden con frecuencia después de comer, pero pueden ocurrir al manejar, hablar con alguien o durante otras situaciones comunes.


4- Alucinaciones hipnagógicas: Son imágenes a menudo atemorizantes, que tienden a ocurrir en personas con parálisis del sueño.


5- Parálisis del sueño: Incapacidad temporal para moverse, mientras la persona duerme o está despierta. Puede durar hasta 15 minutos.


6- Cataplexia: Pérdida repentina y temporal del tono muscular, mientras la persona permanece consciente. Es decir, parece estar dormido por su reacción corporal, pero su mente continua despierta. Puede durar unos segundos o varios minutos. Esto hace que a la persona se le caigan los objetos de las manos o que las rodillas se doblen y se caiga al suelo.



Generalmente estos ataques de sueño, se producen repentinamente al reírse, frente a emociones fuertes o enojos. La mayoría duran menos de 30 segundos y pueden pasarse por alto. Una de las características más comunes, es que la cabeza se inclina repentinamente hacia adelante, la mandíbula se afloja y se doblan las rodillas sin motivo externo. En casos más graves, una persona puede caer y permanecer paralizada hasta varios minutos.



La narcolepsia es una afección de por vida (crónica). Quienes lo padecen tienen un riesgo significativamente más alto de accidentes graves o lesiones serias, por lo cual requieren vivir bajo rigurosos cuidados. Normalmente, se puede controlar con tratamiento farmacológico para minimizar los síntomas. Se recomienda en combinación de una terapia psicológica profesional para los efectos emocionales. Para mayor información, enviar consulta vía inbox.