Pareja: ¿Evitación Afectiva?

¿Qué factores provocan estas conductas de evitación? ¿Cuál es el perfil de una pareja con estas características? ¿Cuáles son los patrones de evitación más comunes?


Una pareja que se considera incompatible, se conforma de una persona ‘adicta al amor’ y otro a la ‘evitación’. A pesar de que se sienten mutuamente atraídos el uno hacia el otro, suelen ser relaciones emocionalmente destructivas. Evidentemente uno de los integrantes quiere huír de la relación y la otra parte se aferra constantemente. Estas parejas inestables permanecen juntos a pesar de los malos tratos, las carencias afectivas y los abandonos.


Este tipo de atracción resulta un reto inconsciente para una persona ‘adicta al amor’ ya que justifica todos los intentos de ‘evitación’ de su pareja. Generalmente, al buscar a alguien con características similares a la dinámica infantil que experimentó con sus padres, parte del amor que no obtuvieron y necesitaban en su infancia, es ahora una lucha por conquistar el afecto o aprobación de su pareja, soportando incluso de abusos y su frecuente insatisfacción personal.



¿Cuáles son las características de un ‘adicto a la evitación’?


1- Se evaden intensamente de la relación, al crear con intensidad otras actividades y rutinas fuera del compromiso. Presta su atención en distracciones u ocupaciones que no le resulten emocionalmente agobiantes.


2- Evitan ser conocidos en la relación, con objeto de protegerse a sí mismos de la absorción y control por parte de la otra persona. Se reserva de informar o descubrirse por completo, lo cual le hace parecer poco transparente o tramposo.


3- Evitan el contacto íntimo con su pareja, para lo cual utilizan una variedad de técnicas de distanciamiento. Temen a la intimidad profunda convencidos de que se aprovecharán de ellos, serán absorbidos y controlados. Probablemente sus experiencias pasadas, revelan que fueron controlados por las necesidades de otros y no desean pasar de nuevo por ese sufrimiento.


4- Al mismo tiempo que evitan el compromiso, temen profundamente verse abandonados. El temor al abandono de una persona ‘adicta al amor’ atrae profundamente a un adicto a la ‘evitación’. Entre sus pensamientos generalizados resalta: “Un ser tan necesitado, no me abandonará fácilmente”. Ambos comparten los mismos temores a la intimidad y al abandono.


5- Tienen dificultad para experimentar una sensación de energía o vitalidad dentro de su pareja, así que se mantienen a muy baja intensidad. Esta sensación de falta de energía intensifica su sensación de abandono constantemente.


6- Cuando una persona tiene miedo al compromiso, levanta muros que obstaculizan la relación y limitan la convivencia con su pareja. “Muros de cólera y temor, utilizando emociones fuertes para mantener a los demás a distancia. Muros de silencio, lo que le permite hablar lo mínimo sobre sí mismo. Muros de cansancio emocional, lo que le permite no mostrar nunca sus emociones a su pareja. Muros de comunicación, hasta el punto de retener información sobre las dificultades en la relación”.


Para lograr que estas relaciones ‘viciadas’ funcionen, es necesaria una labor terapéutica. Al reestructurar algunas de estas creencias erróneas y superar de forma individual las experiencias pasadas limitantes, se crea la posibilidad para mejorar la relación y disfrutar de la convivencia en pareja. Si bien no existe una relación perfecta, es importante no acostumbrarse a la dependencia y sufrimiento que esto conlleva. El apoyo psicológico profesional será de gran beneficio para ambos. Para mayor información, enviar consultas vía inbox.