Pareja: ¿Miedo al amor y compromiso?

¿Qué es la filofobia? ¿Cuáles son sus posibles causas? ¿Cómo se desarrolla este mecanismo de defensa? ¿Cuáles son sus consecuencias emocionales?


La filofobia es en términos generales, el miedo al amor para huir del compromiso. Actualmente, el miedo prevalece y aumenta continuamente a causa de las nuevas formas de relacionarse. Algunos lo definen como una simple excusa para evadir responsabilidades o para huir del compromiso, pero para otros es una forma angustiante de vivir.


En el transcurso de la vida, se experimentan diferentes tipos de relaciones amorosas, que pueden ser memorables por los buenos momentos o por los malos finales. Una ruptura podría ser tan dolorosa bajo ciertas condiciones “crueles”, que podrían desmoronar las emociones de algunas personas, generando tanta ansiedad que mejor deciden no volverse a enamorar.


Este mecanismo de defensa se presenta frente a rupturas traumáticas y se autoimpone durante el tiempo necesario para recuperarse del duelo consigo mismo. Esta situación puede convertirse en un problema, si la decisión se desarrolla como forma de vida bajo la filosofía de: “Amar es sufrir… Si no amo, no sufro”.



¿Cómo se desarrolla la filofobia?


La filofobia es un persistente e injustificado miedo al amor, en todas sus formas. Las personas que padecen esta fobia evitan todo tipo de sentimientos afectivos, por el temor a ser vulnerables y salir dañados de una relación. Por esta razón, establecen continuamente relaciones temporales sin compromiso encaminadas al fracaso.


En casos recientes, algunas entrevistas clínicas reflejan como parte de un patrón conductual, que suelen mantener relaciones amorosas con personas de quienes con seguridad no se enamorarán, huyen de quien se llega a enamorar de ellos o en otras situaciones eligen parejas que terminarán la relación a causa de su falta de compromiso. Algunas veces tienen relaciones simultáneas para evitar el dolor del abandono y frecuentemente crean barreras personales, evitando hablar de sí mismos para que sus parejas no les conozcan del todo, separando sus relaciones amorosas de su vida personal.


En realidad, desean creer que con estas conductas no saldrán lastimados, pero resulta ser muchas veces lo contrario. Ya sea por los sentimientos de culpa, por el “bloqueo” personal que no funcionó o por la intensidad de esta “frialdad” emocional, terminando con preocupación sobre el rumbo de sus acciones. Continuamente causan daño emocional a otras personas, haciendo a los demás lo que no desean recibir de una relación, como el rechazo, la falta de honestidad, las mentiras, la indiferencia o el abandono.



Otro punto a tratar sobre este tema, es el sexo sin compromiso que afecta fuertemente a muchas personas que lo practican. Esta situación también puede darse por la razón contraria, por una falta de afecto propio que se intenta enmascarar con otra persona. Es decir, algunas personas buscan el amor a través del sexo mientras que otros solo buscan placer y alejarse emocionalmente, lo cual por obvias razones, termina afectando negativamente a las partes involucradas, dejando un enorme sentimiento de vacío, arrepentimiento y una agobiante lejanía cada vez más grande.



Por último, es importante diferenciar la falta de compromiso por obstáculos o razones reales, del patrón conductual de esta fobia. En todos los casos, el apoyo psicológico profesional puede ser de gran ayuda para la superación de estas situaciones. Para mayor información, enviar consulta vía inbox.