Pareja: ¿Comunicación Asertiva?

¿A qué se refiere la comunicación asertiva? ¿Cuáles son sus principales componentes? ¿Existen algunas recomendaciones prácticas para desarrollarla?


La comunicación asertiva es una forma de expresión directa, honesta y empática, en la cual se comparten las ideas, opiniones, sentimientos y necesidades personales sin ofender o invadir a la otra persona. En el tema de pareja, es una manera segura para crear lazos afectivos e incluso, brindar nuevas oportunidades para negociar ante los desacuerdos.



Este tipo de comunicación se considera una habilidad social, asociada a la inteligencia emocional y a la capacidad de autorregulación positiva. Involucra la coherencia entre los principales componentes del lenguaje, como son la comunicación verbal (expresión de mensajes con palabras), no verbal (gestos y movimiento corporal) y paraverbal (entonación y pausas). Además de identificar el momento y el lugar adecuado para establecer las interacciones interpersonales al solucionar tensiones o confrontar pendientes en temas sensibles.



¿Cuáles son las recomendaciones para lograr una comunicación asertiva en pareja?


- Expresar con claridad lo que se desea comunicar.

- Respetar la opinión del otro, a pesar de los posibles errores.

- Cuidar el tono de voz, evitar los juicios y las ofensas.

- Buscar un buen momento y lugar para disminuir las tensiones.

- Desarrollar empatía hacia los sentimientos de la otra persona.

- Mostrar una actitud positiva y apertura mental para dialogar.

- Identificar las ideas o creencias limitantes, para modificar lo necesario.

- Encaminar las discusiones hacia las posibles soluciones y futuros acuerdos.

- Aplazar las gratificaciones inmediatas, por las mejorías y beneficios a largo plazo.

- Comprender que los comentarios agresivos, repetitivos o la búsqueda de culpables, solo alteran las defensas personales y empeoran los conflictos.



En caso de confrontar desacuerdos o temas sensibles, es importante practicar la empatía y desarrollar el autocontrol emocional, para no perder la calma o la prudencia en medio de los conflictos.


En general, las discusiones que provocan más tensión emocional entre las parejas son las fricciones sociales con las familias políticas, el manejo de la economía o las expectativas personales respecto a la sexualidad.



Una buena comunicación en pareja, determina la calidad de vida emocional y evita el deterioro de la relación por diferentes causales. Es la clave fundamental en el camino del bienestar mutuo y la satisfacción personal.


En caso de ser necesario, buscar apoyo terapéutico profesional. Para mayor información, enviar consulta vía inbox.